Existen numerosos tipos de electrodos, los cuales se clasifican según las propiedades mecánicas del metal utilizado en la soldadura, el tipo de revestimiento, la posición de uso y el tipo de corriente aplicada.

En este artículo vamos a centrarnos en el electrodo E6013, popularmente conocido como punta azul, el cual es ampliamente utilizado en la soldadura con electrodo revestido. Su nombre comercial se originó a partir de la designación interna de una empresa fabricante que pintaba la punta de color azul para distinguirlos.

Cada electrodo tiene sus propias especificaciones impresas cerca de la zona sin recubrimiento, en el caso de los punta azul, E6013. Éstas están representadas por un código que analizaremos a continuación:

Todos los electrodos para hierro, acero al carbono y acero aleado son clasificados con un número de cuatro o cinco dígitos, antepuestos por la letra E.

Los dos primeros números indican la resistencia a la atracción mínima del metal en miles de PSI (libras por pulgada cuadrada). 

El tercer dígito indica la posición para la cual el electrodo está preparado para soldar: 1 Puede soldar en toda posición; 2 solo posiciones horizontales; 3 solo vertical descendente

El último dígito indica el tipo de revestimiento: 1 Celulósico; 2, 3 y 4 rutílico; 5, 6 y 8 básico; 7 ácido.

Entonces el electrodo punta azul (E6013) nos está indicando una resistencia al estiramiento de 60000 PSI mínimo (60), capaz de utilizarse en todas las posiciones de soldadura (1), teniendo una cobertura de rutilo (3)

Las funciones de la cobertura de un electrodo son las siguientes:(*)

  • Proveer una máscara de gases de combustión que sirvan de protección al metal fundido para que no reaccione con el oxígeno y el nitrógeno del aire.
  • Proveer un pasaje de iones para conducir corriente eléctrica desde la punta del electrodo a la pieza, ayudando al mantenimiento del arco.
  • Proveer  material  fundente  para  la  limpieza  de  la  superficie metálica a soldar, eliminando a los óxidos en forma de escorias que serán removidas una vez terminada la soldadura.
  • Controlar  el  perfil  de  la  soldadura,  en  especial  en  las  soldaduras de filete o esquineras.
  • Controlar la rapidez con que el aporte del electrodo se funde
  • Controlar las propiedades de penetración del arco eléctrico.
  • Proveer material de aporte, el cual se adiciona al que se aporta del núcleo del electrodo.
  • Adicionar materiales de aleación en caso que se requiera una composición química determinada

Debido a las composiciones químicas que los electrodos poseen en su superficie, pueden absorber humedad del ambiente, por lo cual es recomendable almacenarlos en lugares secos.

*Información tomada de Manual de Soldadura, Soldadura eléctrica, MIG y TIG – Rodríguez, P. C. (2001), 23-24.

También puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *